viernes, 28 de diciembre de 2012

Marco Aurelio



Ya hacía siglos que los poetas gnómicos griegos habían escrito sus sentencias en hexámetros, cuando Marco Aurelio continuó con sus meditaciones:

Asia, Europa, rincones del mundo;
el mar entero, una gota de agua;
el Athos, un pequeño terrón del mundo;
todo el tiempo presente, un instante en la eternidad;
todo es pequeño, mutable, caduco.
Meditaciones, Libro VI. Marco Aurelio

Ya hace siglos que Marco Aurelio escribió sus sentencias, cuando aún hay quienes que continúan enarbolando banderas.

lunes, 24 de diciembre de 2012

viernes, 21 de diciembre de 2012

Lo que el arte ha tenido que hacer



A veces el arte ha tenido que recurrir al pedrusco.
Maestro de Boí. Lapidación de San Esteban. (hacia 1100) Sant Joan de Boi (Lleida)

Pasados los siglos, de forma más evolucionada y perfeccionando la barbarie, el arte, ha utilizado el estilete.
 Lucio Fontana. Concetto Spaziale (1959)

 o, con un fuego de indignación, quemó las telas
 Joan Miró. Tela cremada (1973)

y a veces, de forma totalmente justificada, con un gesto de rabia el artista injurió el lienzo,
 Antoni Tàpies. Espiral (1976)

 o contempló la naturaleza y se calló.
Joan Hernández Pijuan. Xiprer (1986)

lunes, 17 de diciembre de 2012

Una suite sinuosa

 
El so de tot. Cançoner (2001)  
Partitura de Josep M.  Mestres Quadreny
 
Una suite sinuosa, breve,
muy breve;
cada noche es más breve el sueño
que se refleja en el espejo,
como si un harapo fuera
de esmeraldas negras.

A oscuras oigo los bemoles
y el doble sostenido
que mañana me esperan

onduladamente.

Son partículas de dibujo,
millares de moléculas
que bajo los párpados viven
como nervios podridos del tiempo.

Antes que la palabra,
primero fue Cronos
y lo devoró todo.

sábado, 15 de diciembre de 2012

No soy de aquí

Plano urbanístico de la ciudad de los afortunados, plano de la ciudad de los que no son de aquí.

Esta mañana fuí a una ciudad cercana a Barcelona y estaba buscando una dirección que hacía ya un rato que no encontraba cuando decidí preguntar a un individuo que tenía cara de espabilado.

-Me puedes decir dónde está la calle de la Virgen de las Angustias.

-No lo sé, perdona, es que yo no soy de aquí -me contestó amablemente.

Lo miré a lo ojos y con envidia le dije -que suerte tienes, chaval, de no ser de aquí.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Arnold Schoenberg


 Richard Gerstl. Autorretrato (1901)
 
Cuando Arnold Schoenberg se enteró de que su mujer se interesaba por la pintura y que tenía una aventura que trascendía más allá de lienzos y óleos, en un puro arrebato expresionista, compuso su Segundo Cuarteto de Cuerda, tal vez el más intenso y “expresionista” de sus cuartetos.

Por el pentagrama del cuarteto transitan una colección de sentimientos encontrados, que fluyen como una ristra de invocaciones y ruegos. No en vano, Schoenberg añade en los dos últimos movimientos la voz de una soprano que canta Letanía, un poema de Stefan George.

Así nos encontramos con un primer movimiento que va desde lo sutilmente lírico a la agitación; en el segundo movimiento encontramos desesperación y soledad presentados en forma de scherzo, es decir como si fueran una expresión irónica del desamparo, y en los dos últimos movimientos la Letanía mencionada, y en el finale unas palabras que dicen
                                        “siento el aire que sopla desde otros planetas”.

El arrebato germánico es intempestivo y oscuro, Shoenberg, al enterarse que su esposa tenía un amante, compone uno de los más formidables cuartetos del siglo XX, traslada a la partitura notas revueltas y tambaleantes, hace una especie de plegaria más o menos laica y al final su música se escapa de la gravitación de la tierra y se deja llevar por el aire que sopla desde otros planetas.

Definitivamente la música de las esferas.

Nota: la imagen fue pintada por Richard Gerstl, tal como se indica al pie de la misma. Gerstl fue un pintor expresionista austríaco de vida atormentada que también trascendió de óleos y lienzos.

lunes, 10 de diciembre de 2012

La duda afilada


Lo he pensado y no me lo creo, si me lo creyera debería dudar de ello.

Mi duda es nómada, y con esta duda afilada estoy dispuesto a cortar en el aire un pañuelo de seda.

Lo digo así, mi querido e irrefrenable amigo: librémonos de los crédulos con carnet, esos que se empeñan en que no dudemos.
 

domingo, 9 de diciembre de 2012

Las sombras



Pierre Soulages.  Slika (1964)


Pasábamos de puntillas por los caminos empedrados,
prudentes
nos esforzábamos para no hacer ningún ruido,
ni desdibujar el contorno de la sombra apagada.

Un séquito de follaje, de copas y ramas
perfilaba
una línea verde y continua con un fondo de nubes
que sinuosa dibujaba la frontera del cielo.

La serranía  a lo lejos unificaba sus cimas
opacas
deteniendo la luz que por levante salía,
también el latido profundo de los orígenes

y todos los destinos que la historia confundió,
los perdidos
entre inspiraciones, liturgias y epopeyas
aquellos que se amontonan en la espesura de la sombra.

Y aquello que no pudimos expresar con la palabra
reclama
desde el reino escondido de la oscuridad
una deliberada exigencia de luz.

Poco nos importa que los espíritus inmundos,
inefables,
permanezcan aún en las profundidades
y que entre rituales bailen una danza macabra.

Pasáremos de puntillas por los caminos empedrados,
decididos
a pactar la entre la luz y las sombras
y con la palabra encender candiles, faros y linternas.


 original en catalán


Les ombres

Passàvem de puntetes pels camins empedrats,
prudents
ens esforçàvem de no fer gens de soroll,
ni desdibuixar cap contorn d’ombra apagada.

Un seguit de fullam, de branques i capçades
perfilava
contínua una línia de verdor amb fons de núvols
que sinuosa feia la frontera del cel.

I la serra de lluny unificava els cims
opacs
que aturaven la llum que per llevant sortia
i el batec persistent i profund dels orígens

i de tots els destins confosos per la història,
els perduts
entre inspiracions, litúrgies i epopeies 
aquells que s’amunteguen en l’espessor de l’ombra.

I allò que no poguérem expressar amb la paraula
reclama
des del regne amagat de la densa foscor
una deliberada exigència de llum. 

Ens és ben igual que els esperits immunds,
inefables,
que romanen encara en la negra fondària
facin un ritual o ballin una dansa. 

Passarem de puntetes pels camins empedrats
decidits
a fer de mitjancers apressats de les ombres
i amb la paraula encendre fars, llànties i llanternes.

viernes, 7 de diciembre de 2012

El alfaqueque





Tarados Sockaholic. Calcetines

El alfaqueque no aparenta jamás su condición de apañamundos egoísta, violento y ruin. Se guarda mucho de mostrar estas cualidades a sus congéneres y dispone cortinas de humo para ocultar su faz violenta. No teme hacer el ridículo cuando levanta sus brazos en actitud de acogida, entonces muestra su rostro mesiánico y profiere consignas panfletarias, simples y luminosas y nos asegura que a este lado de la frontera hay una hoguera de llama viva.

Sabemos que toda hoguera, ya sea de llama viva o de locura, ya sea fuego de odio encendido o de rastrojos incandescentes de ira, siempre  acaba dejando destrucción y cenizas.

Ante tanta proclama corremos el riesgo de perder el juicio y, con el calor de las hogueras, nuestras conexiones neuronales peligran y se debilitan.

Mientras el alfaqueque redentor, con los pies sobre arenas de crisis o de incultura, continúa gritando como un energúmeno, en algún rincón del corralillo alguien amontona el pienso o lo embala para enviarlo a almacenes lejanos, a resguardo de las inclemencias del tiempo.

jueves, 6 de diciembre de 2012

Oscar Niemeyer

Mi más profunda admiración al maestro Oscar Niemeyer


Un faro del siglo XX

martes, 4 de diciembre de 2012

Cimientos





a Kynikos

  
CIMIENTOS

Hoy he oído las voces de las piedras
que, con un lenguaje antiguo,
me convencen de cuán fuertes son los vínculos

que atan los deseos a la tierra.


Los cimentos de los palacios
se entrelazan con la red subterránea
del pasado que discurre
bajo la espesa corteza del olvido.

Sobre los estratos firmes del recuerdo
levantamos torreones con cornisas
que, con el tiempo, se vienen abajo,
llevándose con ellas los nidos que cobijaron.

Las termitas acabarán con las vigas de madera
y las paredes maestras, deterioradas, no servirán
de apoyo para las bóvedas, y los arcos
se asentarán en la sustancia firme del pasado.

Cuando las piedras restauradas caigan,
aún recogeremos los sillares de la lástima
y los ordenaremos según un orden
triste, espectacular y loco.

Las torres destruidas de Kessel han sido reemplazadas por otras de fractura moderna.



FONAMENTS

He sentit avui, amb un llenguatge antic,
les veus de les pedres
que amb cançons i raons em convencen
de com en són de forts el vincles
que lliguen els desigs a la terra.

S’entortolliguen els fonaments
dels palaus amb la xarxa subterrània
del passat que jeu
sota l’espessa escorça de l’oblit.

Els tèrmits rosegaran els cabirons de fusta
i les parets mestres s’aprimaran,
i les voltes de canó no es podran recolzar
en la substància ferma del passat
i quan les pedres restaurades
s’esmicolin, encara recollirem
els carreus de la llàstima
per endreçar-los segons un ordre
espectacular i foll.

Les torres destruïdes de Kessel han estat reemplaçades per unes altres de fractura moderna.

 

Siempre cruel



 
Siempre cruel, y cuando la luz se entristece,
el espejo le arranca el corazón a della Francesca
y lo dispone a fragmentos menudos
por las cuatro esquinas del tresillo
y los convierte en un sueño
que nunca un oído noble
podrá escuchar,
ya que el espejo es perverso
y lo transforma todo en carnicería inaudible.

Has colocado, sin embargo, la partitura
de espaldas al espejo
y los sueños se han tornado
mariposas de sangre republicana
que, en vuelo de fusas y semifusas,
han libado el néctar
del mar.
Poema sobre la partitura 
 Aguant resclòs. Far (2006) 
 de Josep M.Mestres Quadreny

viernes, 30 de noviembre de 2012

Edificios con el brazo en alto

 
Esglèsia del Àngels. Barcelona calle Balmes 

a Miquel, Tot Barcelona

Hay arquitectos que quisieron proyectar sus edificios a escala humana.

pero eligieron un modelo equivocado 

o erraron en las proporciones,
 


y les salió un pastiche.  Son edificios que tienen la proporción de un general gordito, bajito y con el brazo en alto.

jueves, 29 de noviembre de 2012

Los efectos de la crisis se hacen notar en la boca



En Portugal, en Grecia y ahora también lo estoy viendo en España, un gran número de ciudadanos presenta carencias dentales. En sus muecas se aprecia que les faltan dientes, unos agujeros negros en su estructura masticadora que ya habíamos olvidado y que sólo veíamos en aquellas fotos antiguas, donde una población mal nutrida aparecía triste y sin dientes.

¿Faltan dentistas? No. ¿Faltan protésicos dentales? No, lo que falta es dinero para arreglarse la dentadura.

Una dentadura con más vacíos que llenos, unas encías como muñones y la cantidad de negro entre blanco que se aprecia en las bocas de los ciudadanos son indicadores del índice de pobreza.

No hace falta que uno emita palabras de queja, con solo abrir la boca ya podemos saber cual es el problema. 

Las palabras sobran y los dientes faltan.

martes, 27 de noviembre de 2012

Personajes de espalda


La luna saliendo a la orilla del mar (1822)
Caspar David Friedrich

Los personajes que pintó Caspar David Friedrich miraban el mar embravecido o lanzaban su mirada hacia un horizonte lejano. Desde lo alto de un acantilado aspiraban las brumas del norte y daban la espalda al espectador.

El caminante romántico -der Wanderer- vagaba hacia un lugar recóndito donde el amor o la belleza  acogían y redimían. Tales eran los ideales del Romanticismo que, con los pies sobre un suelo helado, se heló.

Nuestro caminante de hoy, más apresurado, no se detiene al borde del acantilado, no vaga hacia ningún lugar porque cree haber llegado. La voz de Hölderlin se pierde en la lontananza.
 
Acantilados blancos en Rügen (1818) 
Caspar David Friedrich

Mitad de mi vida

Con peras amarillas pende
y llena de silvestres rosas
la tierra sobre el lago;
vosotros adorables cisnes
y ebrios de besos
hundís vuestras cabezas
en la sagrada sobriedad del agua.

Ay de mí, en el invierno,
¿dónde coger las flores, dónde
el resplandor del sol
y las sombras de la tierra?

Los muros se yerguen
mudos y fríos, en el viento
restallan las banderas.

Friedrich Hölderlin  
versión de Norberto Sivetti
 
 Der Wanderer über dem Nebelmeer. 
El caminante sobre el mar de nubes 
Caspar David Friedrich

Beneyto en el escenario

26/11/2012        por Albert Tugues



(Foto:Carme Esteve i Pla)
















El pasado 21 de noviembre se celebró en la ACEC el acto de homenaje al pintor, escultor y escritor Antonio Beneyto ("antihomenaje", prefiere él),  coincidiendo con el 33 aniversario de la revista Barcarola, cuyo último número también fue presentado durante el acto, un monográfico dedicado por completo a la obra de Beneyto, "hacedor poliédrico", como indica Jaime D. Parra, coordinador del número.
Después de unas palabras de bienvenida del presidente de la ACEC, Miquel de Palol, la secretaria general de la Asociación, Pura Salceda, introdujo el acto presentando a Adriana Hoyos, directora de la película, “Beneyto desdoblándose”, documental de ficción entre surrealista, biográfico y crítico a la vez, que se proyectó en la "Sala Oriol Bohigas” del Ateneu Barcelonès. Adriana Hoyos comentó el hecho, no previsto, de la sorprendente presencia de poetas que protagonizan el documental: Pere Gimferrer, José Corredor Matheos, Francesc Cornadó, Jaime D. Parra, además de Beneyto y de la propia directora, también poetas (añadimos).
Pura Salceda leyó la ponencia de Pilar Gómez Bedate, que no pudo asistir al acto, y en la cual se destacaba el elemento suprarreal, postista, en su pintura y escritura: “Entre las distintas y fluidas maneras que Antonio Beneyto tiene de verse a sí mismo está la de un bárbaro y la de un postista: dos definiciones tras las que se esconde en su libro Un bárbaro en Barcelona (título que es un guiño al de su admirado Henri Michaux, Un bárbaro en Asia), cuya segunda parte se titula Un postista en el barrio gótico, que es, como sabemos, donde él vive”.
A continuación, Glòria Bosch, historiadora, investigadora y crítico de arte, directora artística de la Fundació Vila Casas, destacó la “promiscuidad de géneros”, la mezcla estética que se da en la obra de Beneyto, donde se interrelacionan y funden unos géneros con otros, en un afán de totalidad y voracidad artística. Analizó la simbología de su obra, una poética de lo surreal entre erótica y siempre misteriosa, expresada tanto en su obra plástica y escultórica como en su obra literaria, y citó sus famosos abanicos pintados y sus zapatos reinventados artísticamente. Asimismo, destacó su honda amistad con Alejandra Pizarnik, con la que mantuvo una extensa relación epistolar y complicidad literaria.
Por su parte, Manuel Guerrero, ensayista, antólogo y traductor, responsable del Àmbit d'Arts del Centre Arts Santa Mònica, analizó la obra literaria de Beneyto, en la que escritura y arte se fusionan de tal modo que se puede hablar de una rara y manifiesta correspondencia estética entre arte, escritura y vida en la obra total de Beneyto. Comentó su protagonismo en los años 70, en Barcelona, entre “libertino, libertario y librepensador”, y sus trabajos como activista poético-artístico y editor. Citó algunos títulos de su obra narrativa, Un bárbaro en Barcelona, Còdols en New York, así como sus ensayos y artículos recopilados en Escritos Caóticos, sobre autores como Lautréamont, Henri Michaux, Alejandra Pizarnik, Camilo José Cela, Juan Eduardo Cirlot, Carlos Edmundo de Ory, Cristóbal Serra, Joan Brossa, Fernando Arrabal, entre otros.
A continuación, dijo unas palabras Juan Bravo Castillo, uno de los dos directores de Barcarola (José Manuel Martínez Cano, el otro director, no pudo asistir), que presentó el último número de la revista, un monográfico dedicado enteramente a Beneyto. Señaló asimismo la celebración del 33 aniversario de Barcarola y la constante y fundamental colaboración de Beneyto con la revista desde el año 1981. También nos anunció la publicación extraordinaria de inéditos de Leopoldo Alas, "Clarín", para el próximo número de Barcarola.

Finalizó el acto con una performance de Beneyto que, desdoblándose una vez más, desapareció por el fondo del escenario, entre bastidores, en busca del otro, de Antonio Beneyto. Al cabo de unos instantes volvió al escenario, con su doble detrás, “pegado al cogote”, nos advirtió, y entonces desplegó un enorme “bando” postista, un pliego descomunal escrito a mano en grandes letras, para contarnos las vivencias y conflictos entre los dos personajes, entre Beneyto, el artista, y su doble, Antonio Beneyto, vecino del barrio Gótico de Barcelona.
Al final de la lectura, ambos, Beneyto y su doble, fueron despedidos entre aplausos por el numeroso público asistente, donde coincidían otra vez, como había señalado Adriana Hoyos al presentar el documental, muchos nombres de poetas (además de los ya citados y de Miquel de Palol y Pura Salceda, vimos a los poetas Carmen Borja, Osias Stutman, Maria Cinta Montagut, Roser Amills, Valentí Gómez i Oliver, Goya Gutiérrez, David Castillo, Nicole d'Amonville, Antoni Clapés, Rodolfo Häsler, Ricard Ripoll, José Florencio Martínez, Maria Prado (pintora y poeta), Aldo Alcorta (pintor y poeta), Silvia Rins...), a narradores y críticos de arte como Josep M. Cadena, Arnau Puig, Tesi Rivera, Enrique Granell, Josep Vallès Rovira,  sin olvidar entre el público al resto de admiradores y fans de Beneyto, “hacedor poliédrico”.   
Albert Tugues

viernes, 23 de noviembre de 2012

Dos bacalaos



Mucho tenemos que aprender de los portugueses en lo que al arte culinario del bacalao se refiere. Lo guisan de mil formas distintas y todas ellas son exquisitas.

Creo, sin embargo, que se deberían esmerar un poco más en la forma del corte de la pieza, a veces dejan a la vista tozos de aleta que desmejoran la penca.

Considerada esta circunstancia, debemos admitir que, de todas las recetas, las más apreciables serán aquellas que presentan el bacalao desmigado, se evitaran así irregularidades de corte, variedad de grosores que inevitablemente provocan alteraciones en la cocción, y sobre todo, la presencia de espinas y arranques de aleta mal cortados.

Una receta exquisita de bacalao desmigado es el popular y tradicional bacalao a la portuguesa, el bacalhau a braz.  El bacalao desmigado se pone en la sartén con aceite caliente con una cantidad equivalente de cebolla cortada en rodajas finas, hasta que la cebolla se licue y todo quede dorado. Se fríen unas patatas, tipo paja, y se baten unos huevos. Y se mezcla todo, como si de un revoltillo se tratara. Debe servirse inmediatamente.

Ciertamente exquisito. El bacalao a la portuguesa es una receta magistral, sin embargo, yo opino que en los días del solsticio de verano sería mejor una variedad más liviana, me refiero al bacalao alle grande colloni. Se trata de un plato exquisito también, pero algo más diáfano, más meridional, su sabor es menos complejo pero más estructurado, es un bacalao que parece tocado por el siroco y su aroma se desliza por la pituitaria con un roce liviano que armoniza con la brevedad de la noche de San Juan. Viene a ser como una pieza de música de cámara, un cuarteto de cuerda, donde podemos apreciar la nota de cada instrumento por separado y gozar al mismo tiempo de la armonía del conjunto.

En el bacalao alle grande colloni no pondremos cebolla y, si ponemos patata, como algunos cocineros lo hacen, sólo será para darle cuerpo. Yo soy partidario de evitar el tubérculo.

Las dos recetas, a la portuguesa y alle grande colloni son notables, son muy recomendables y muy importantes en la cocina del bacalao, lo que ocurre es que tienen poca vistosidad, su presentación en el plato es feucha, y por esta razón no suelen servirse en restaurantes.

En los dos casos se podrá acompañar el bacalao con vino blanco, cuando se trata de la receta tradicional portuguesa pondríamos un albariño y cuando el bacalao es alle grande colloni lo acompañaremos con un vino blanco del Penedés.

jueves, 22 de noviembre de 2012

En todo caso el arte que pudo haber amargado una vez



Joan Miró. Jacques Dupin, Journal d'un graveur. 1975


Lujurioso,
fisiológico,
ostentoso y babilónico,
en todo caso, exageradamente mórbido.

Fluorescente,
hielo violáceo,
rostros de verde nocturno,
en todo caso, un volumen excesivo de liturgia.

Yo buscaba el arrebato,
la razón o el sudor,
tensión en el músculo y esfuerzo,
en todo caso, la belleza de Apolo y Dionisos juntos.

En el horizonte,
el aire frío de Rafael
tónico e higiénico,
en todo caso, un Buonarroti profano y secular.

Contemplaba
el vuelo de las lechuzas
y el ocaso sobre las aguas del río,
en todo caso, a todos ellos los amé.

martes, 20 de noviembre de 2012

Otra burbuja





El conocimiento que tengo del mundo de la educación de los jóvenes es escaso, se limita al contacto con estudiantes de arquitectura y con recién titulados. Muchachos y muchachas que terminan sus estudios universitarios y salen con ilusión a abrirse paso en el mundo laboral. Misión prácticamente imposible, en estos tiempos que corren. No voy a comentar la dificultad con que se encuentran los recién licenciados, otras voces más autorizadas pueden hacerlo. Pero, debido a que imparto algún curso de especialización, sí que puedo comentar como anda el nivel de conocimiento en las aulas universitarias.

Dije que salían de las facultades y de las escuelas técnicas con mucha ilusión, y ahora añado que salen con una instrucción casi nula. Afortunadamente hay un número de jóvenes que muestran interés por el conocimiento, pero, al lado de estos, he visto casos flagrantes de incultura, demasiados casos, muchos casos de desconocimiento técnico y de indigencia intelectual. El nivel de instrucción recibido es paupérrimo y detecto poco interés por el saber y casi ninguna intención por hacer las cosas bien o por aprender.

Es un panorama desolador que, en mi opinión, se cierne desde los niveles primarios de la instrucción de los jóvenes hasta las aulas de la universidad. 

Esta realidad constatable, no se corresponde con la gran proliferación de graduados o licenciados que van engrosando las listas del paro.

Los masters, los títulos y ni siquiera los aprobados en la educación primaria o secundaria reflejan el nivel de conocimiento de los estudiantes. Se aprueba con demasiada facilidad, se pasa de curso casi sin esfuerzo y sin conocer la materia. Muchos chicos y chicas que llegan a bachillerato lo hacen casi sin saber aritmética elemental, muchos de ellos lo hacen con un nivel de lenguaje y de expresión lingüística que raya la miseria, no saben el nombre de las cosas, carecen de vocabulario y van superando los cursos. Parece ser que no conviene que las estadísticas reflejen la verdad de este vacío de conocimiento. Consignas hay para que los chicos pasen de nivel, y con este cargamento zafio llegan a la universidad, incrementándose de esta forma el número de ciudadanos universitarios por metro cuadrado.

Nos encontramos pues ante unas calificaciones infladas y unos títulos que no reflejan la verdad de lo que pasa, unos títulos de nombre rimbombante para decir lo que no hay, una inflación desmesurada. En definitiva, nos encontramos ante una burbuja, una pompa de jabón que tarde o temprano se quebrará, explotará la burbuja de la enseñanza como explotó la burbuja inmobiliaria, aquella que también se inflaba y cuando se dijo cual era el verdadero valor del ladrillo, la burbuja explotó. El símil es evidente, cuando se diga cual es el valor de los títulos de masters, de las licenciaturas o simplemente del bachillerato, explotará la burbuja y allí donde creíamos tener un sociólogo, un historiador, un mariscal diplomado o un ingeniero nuclear nos encontraremos con una caterva de patanes.

Contemplación




Mientras escuchamos la voz apagada de Orfeo que llega desde el Hades, nosotros seguiremos buscando en la belleza, el mundo insondable que nos llega del fondo del océano y que, como la cara de la Medusa, se refleja en el envés de nuestro escudo.

La contemplación es la ley de la belleza.

La contemplación es riesgo.

lunes, 19 de noviembre de 2012

La cabaña de Hegel




Hegel también habló de arquitectura, escribió un ensayo entero:

Encerrarse, enterrarse, es una necesidad más primitiva y natural que perforar, excavar, buscar materiales, reunirlos  y darles forma. A este respecto puede decirse que la caverna es anterior a la cabaña.

Deberemos dar la razón al filosofo tudesco, al tiempo que afirmamos que la cabaña es artificio, como lo es toda forma de arquitectura.

No voy a tomar en consideración el idealismo y la dialéctica, y encaramado en la kunstwollen -la voluntad de arte, tal como la entendió Alois Riegl-  afirmo que el arte es artificio y que el hombre, apoyando su espalda en las paredes de la caverna, apenas alcanza a ver otra cosa que no sea la sombra.

domingo, 18 de noviembre de 2012

Revista Barcarola. Monográfico dedicado a Antonio Beneyto



El próximo miércoles 21 de noviembre se presentará en el Ateneu Barcelonès el número 78 de la revista Barcarola. Monográfico dedicado a Antonio Beneyto, escritor y creador postista.

En la revista se publica mi texto
Amphitrite dans Rull. Collage dans la Bibliothèque d’Antonio Beneyto

Se trata de un texto sobre la caprichosa y delirante biblioteca que este autor tiene en el Barrio Gótico de Barcelona.

Durante la presentación se proyectará la película dirigida por Adriana Hoyos
Beneyto desdoblándose

de cuyos diálogos soy autor.